En los malos momentos de crisis en los que estamos inversos nunca viene nada mal a todo el mundo sacarse un dinero extra. Uno de los modelos de trabajo que más se dan últimamente para ganarse ese plus es dar dinero por rellenar encuestas con opiniones personales o sobre ciertos productos.

El que quiera comenzar a realizar este tipo de trabajos ha de saber que tiene que tener especial cuidado. Se trata de una forma de ganar dinero bastante peligroso. Muchas son las páginas de internet que ofrecen ganar mucho dinero de forma rápida con tan sólo unos minutos de tu tiempo rellenando algunas encuestas. No hay que fiarse de aquellas páginas que prometen grandes cantidades de dinero en corto plazo, ni de aquellas en las que tengas que pagar cualquier tipo de cantidad previa para poder acceder a las entrevistas.

Ahora son muchas las personas que se aprovechan de la gente, hay que estar muy seguro para comenzar a hacerlo. Antes de nada, ha de estar seguro de la fiabilidad de la página, que queden claros los motivos de las encuestas, pues por ejemplo muchas veces las propias marcas son las que las realizan para poder llegar al público después de haber conocido su opinión y sus intereses. En este tipo de páginas de encuestas de mercado el dinero no es tan fácil de conseguir, pues hay que rellenar varias encuestas y formularios para poder conseguir algún tipo de remuneración, aunque a veces también hay otro tipo de alicientes, como sorteos de premios que no sean excesivamente caros.

No pienses que te vas a hacer rico de un día para otro, si consigues dar con una página realmente fiable en la que puedas rellenar encuestas y recibas alguna cantidad de dinero, puede ser que lo que consigas sea una cantidad solamente para poder darte un capricho. No es un trabajo al que le puedas dedicar muchas horas ni del que vayas a sacar un sueldo fijo todos los meses que te ayude a pagar todas las facturas que tengas. Las encuestas que rellenes servirán en un futuro para llevar a cabo o no ideas que las grandes empresas tienen para lanzar sus productos y saber si podrían llegar a tener éxito o no. Sin embargo, como ya se ha dicho antes, muchas de ellas son fraudes, no te dejes engañar por promesas que son más que improbables.