Pagaré: Esta es una transacción muy común entre empresas o servicios, se lleva a cabo por el resultado hacer un trato incondicional de pagar un producto o servicio a una fecha determinada. La suscriptora o la empresa que debe estará obligada a pagar la suma completa al beneficiario en una fecha acordada, las cuales pueden ser de unos días a varios meses, todo dependerá del trato.

Descuento de Pagarés: Es una transacción hecha por un banco o financiera a un beneficiario o tenedor, el cual llega a un acuerdo con el banco y el beneficiario cede el pagaré al banco, de esta manera el beneficiario recibe el dinero de parte del banco reduciendo un interés y comisión por la transacción, de esta forma el banco o financiera se hace cargo del cobro del pagaré a la empresa que lo emitió o suscriptora.

Esta transacción es utilizada por los beneficiarios para tener nuevamente su dinero, ya que no podrían sobrevivir si no tienen el efectivo a tiempo y ya que están obligados a aceptar un pagaré no le queda remedio que hacer la transacción de descuento de pagaré.

En los descuentos de pagaré se hace presente una clausula la cual es A la orden y NO a la Orden, esto quiere decir que si está a la orden, el tenedor o beneficiario podrá transmitir el pagaré a terceros y si dice no a la orden no se podrá hacer responsable un banco de ese pagaré, solo si llegan a un acuerdo mediante una cesión ordinaria del crédito.

Este método es muy útil para las pequeñas empresas que necesitan el dinero a tiempo y no caigan en falta de fondos para su empresa y está disponible para todos los beneficiarios que dispongan de un pagaré con la cláusula A la orden.

Así que cualquier beneficiario de un Pagaré que necesite el dinero anticipadamente, solo vaya a un banco o financiera a solicitar un descuento de pagaré y solventará sus necesidades antes del vencimiento de su pagaré. Haciendo que su empresa esté con dinero disponible siempre por el pagaré cobrado.