Si estás leyendo estas líneas es porque tienes (o has pensado tener) un blog y quieres saber acerca del posicionamiento, término que se utiliza mucho y que es mucho más de lo que parece ser.
Como sabrás, la gran mayoría de los usuarios de Internet utilizan los denominados buscadores para acceder a la información que les interesa. La tarea del buscador consiste en rastrear la información por todos los sitios web de la red y ofrecer al usuario un listado con las páginas web y blogs más relevantes, que posiblemente contienen la información que estaba buscando. Existen multitud de buscadores diferentes; sin embargo, el más conocido y utilizado es Google.
Comprenderás ahora que para que tu blog sea visible a los usuarios de Internet y reciba un gran número de visitas es muy importante que aparezca en buena posición en los resultados de búsqueda que proporcionan los buscadores, que tenga un buen posicionamiento.
Hablamos de SEO (Search Engine Optimization) para referirnos a todo el conjunto de técnicas, estrategias y herramientas que nos van a permitir que un blog aparezca en los primeros resultados del buscador.
Como intuirás, la optimización para buscadores es demasiado compleja como para poder ser explicada en un texto breve, pero básicamente podemos mencionar los pilares fundamentales del posicionamiento.
En el posicionamiento para blogs hay tres principios que son la guía a seguir si queremos lograr buenos resultados.
Por un lado, el blog ha de tener un diseño ligero cuyo tiempo de carga no sea muy elevado y una estructura clara. Al parecer, buscadores como Google dan menos relevancia a sitios pesados, siendo éste un factor importante a tener en cuenta. Podemos aligerar el diseño de nuestro blog, por ejemplo, reduciendo el tamaño y el peso de las imágenes en las entradas; o no poniendo demasiados elementos en las barras laterales del blog. En cuanto a la estructura, el acceso a los diferentes contenidos del blog debe ser lo más intuitivo posible, para facilitar la tarea de rastreo a los buscadores y, por supuesto, a los usuarios.
Además de esto, es importante que el blog tenga contenidos de calidad, que la información que contiene sea original y útil para los visitantes. De nada sirve copiar contenido de otras páginas u ofrecer información que no sea útil. Este es el caballo de batalla en el que tendrás que poner la mayor parte de tus esfuerzos, ya que puede ser realmente complicado crear contenidos realmente valiosos. Sin embargo, crear contenidos de calidad va a ser lo que dé a tu blog su mayor impulso.
Por último, un aspecto muy importante para el posicionamiento en buscadores son los enlaces entrantes que apuntan a tu blog, sobre todo si proceden de sitios con temática similar a la tuya. Los buscadores suelen dar más relevancia a aquellos blogs que son “citados”, enlazados, por otros blogs.
Con estas tres directrices generales podrás empezar a optimizar tu blog para los buscadores, pero recuerda que el SEO es mucho más complejo que todo esto y son necesarios esfuerzo e innovación de forma continua para lograr realmente los resultados que deseas.