Los negocios deben aprender de compañías de mercados emergentes a tener éxito dentro y fuera del país.-

En un mundo de transición, caracterizado por la libertad y la rapidez con que los recursos de información atraviesan las fronteras, las crisis económicas son el común denominador actualmente en la mayoría de los países, incluso, en los relativamente desarrollados.-

Pero la salida de las mismas supone dos caminos diametralmente opuestos: profundizar la crisis o preparar el terreno para revertir la situación.-

Nadie necesita convencer que la situación económica que estamos enfrentando hoy en día, sea un caso sin precedentes, por ello muchos de los concejos directivos en los negocios han reconocido que es una situación notablemente semejante a la que vimos durante la recesión en el año 2000.-

Especialmente en los negocios occidentales, los antídotos preferidos parecen ser estándar: evalúan sus riesgos, desarrollan planes de emergencias, se centran en su núcleo, reducen costos, esperan lo inesperado, etcétera. El objetivo tácito parece ser el de sobrevivir o, a lo mas, mantener la cuota del mercado.-