Gran parte de todos los desechos que produce la población en general, se compone de lo que se conoce como escombros. Para evitar que estos desechos se conviertan en un problema ecológico, es fundamental su reutilización. Sin embargo, ¿en qué consiste el reciclaje de escombros, y cuáles son sus beneficios?

Es importante mencionar que a los escombros también se les denomina residuos de la construcción y demolición (RCD). Desafortunadamente si el reciclaje de escombros no se realiza correctamente, puede afectar gravemente el medio ambiente en el que vivimos.

¿Qué son los escombros o RCD?

Según lo establecido en El Real Decreto 105/2008, de 1 de febrero, en el que se regula la producción y la gestión de este tipo de desechos, los escombros son todas aquellas sustancias u objetos que se generan en:

  • La construcción, rehabilitación, reparación, reformas, o demolición de una propiedad o bien inmueble.
  • Esto puede ser desde un edificio o una carretera, hasta un aeropuerto, un ferrocarril, o incluso instalaciones deportivas.
  • También se consideran escombros las sustancias u objetos que se generan en los trabajos que modifican la forma o sustancia del terreno, incluyendo excavaciones, urbanizaciones, e inyecciones.

¿Cuáles son las características de los escombros?

La composición de los escombros o RCD es de entre el 60 al 70% materiales minerales. Entre ellos se incluyen el hormigón, los ladrillos, la tierra, así como los cerámicos. El resto lo componen cantidades variables de metal, yeso, madera, plásticos, entre otros.

Es importante destacar que gran parte de los escombros se consideran residuos no peligrosos. Esto significa que el reciclaje de escombros no supone un problema, por el contrario, puede ayudar a reducir el consumo de recursos minerales naturales.

Sin embargo, en obra, es posible que se generen distintos desechos peligrosos que deben reciclarse y tratarse de forma separada. Entre ellos podemos mencionar los aditivos de hormigón, las emulsiones alquitranadas, los adhesivos, los materiales a base de amianto, así como los sellantes y másticos.

¿En qué consiste el reciclaje de escombros?

El reciclaje de escombros es un proceso mediante el cual se reutilizan los desechos de construcción o demolición. El objetivo de ello es transformar estos escombros en nuevos productos, o en materia prima, que posteriormente pueda ser utilizada.

Como se mencionaba, los escombros pueden proceder de la construcción o demolición de edificios, carreteras, viviendas, incluso de la rehabilitación y reformas. En consecuencia, la cantidad de escombros que se generan es demasiada y si no se gestionan correctamente estos desechos, se convierten en un problema para el medio ambiente.

¿Cuáles son los beneficios del reciclaje de escombros?

En el pasado, la cultura del reciclaje no estaba muy arraigada entre las sociedades. Pero a medida que nos hemos dado cuenta del impacto de los desechos en nuestro entorno, la percepción ha cambiado. Hoy se sabe que los escombros y otros residuos, se pueden reciclar y aprovechar, evitando con ello que afecten el sistema ecológico.

Además, estos escombros se generan en enormes cantidades, por lo que no es muy complicado realizar su clasificación. Evidentemente el reciclaje de escombros tiene beneficios muy importantes, incluyendo:

  • Se reduce la cantidad de escombros que terminan en lo que se conoce como vertederos o depósitos controlados.
  • Otro beneficio del reciclaje de escombros es que disminuye la cantidad de desechos que terminan en vertederos ilegales. Es decir, zonas como descampados, cunetas, huertos, etc.
  • Además, el reciclaje de RCD produce un beneficio económico, ya que se convierte en una industria que genera nuevas fuentes de trabajo.
  • Por supuesto, el beneficio más importante del reciclaje de escombros es en el tema ecológico. Se aprovechan los materiales, se transforman en materias primas, y con ello se evita el consumo de los recursos naturales.

Mas info en:

https://www.transferdez.com/

https://fermovert.es/

https://www.scrapad.com/