Todo préstamo tiene un porqué, tú has tenido necesidades en las que te has metido en una deuda, la cual la has cumplido con todos los pagos a exactitud, eres un buen cliente del banco, pero esto no quiere decir que tú vas a adquirir un crédito personal porque te han salidos otras escusas. Piensa muy bien lo que vas a hacer.

Existen muchos prestamos que no han sido hechos por una necesidad y por esto te daremos consejos de cuando no tienes que hacer un crédito personal.

1- Hacer un préstamo para un familiar: Es muy interesante el hecho de que hay muchas personas que hacen un crédito personal por necesidades que no tienen nada que ver con uno, sino que han prestado su nombre en otras palabras. Esta forma de prestar el nombre ha acarreado grandes problemas a varios usuarios responsables con el banco hasta el punto que tienen que pagar las deudas de otras personas. Lo recomendable es no hacer un préstamo para otras personas, pero las circunstancias no son las mismas siempre y podría ser una legitima emergencias y la cual la familia es la que tiene que ser unida.

2- Hacer un préstamo para un negocio dudoso: Hay muchas personas que están buscando a un inocente para engañar y hacer creer que tienen el negocio del siglo, lastimosamente hay muchos de estos casos, los cuales se endeudan haciendo un crédito personal pensando que el negocio va a ser rentable pensando que será una planta del dinero que estará recibiendo enormes sumas. Mucho cuidado con estas clases de negocios la mayoría son falsos y lo mejor es no hacer caso.

3- Hacer un crédito personal para apostar: Miles de personas hacen préstamos y se van a lugares como casinos, bingo, maquinitas y otras formas de apuesta. Lo peor del caso que muchas personas tienen la ilusión de que van a obtener ganancias por el simple hecho de apostar, pero la realidad es diferente ya que los lugares de apuesta están hechos para que tú no ganes lo suficiente, solo pienses que estas ganando pero cuando sientas ya no vas a tener nada de dinero como cuando llegaste a jugar.

4- Hacer un crédito personal para guardar el dinero en casa: Aunque parezca absurdo existen personas que hacen un préstamo para tener dinero en efectivo en el hogar, de hecho el 2% de los préstamos concedidos a nivel mundial lo han dejado en la cuenta de ahorro o cuenta corriente que se les depositó el préstamo y no lo tocan y están pagando una cuota mensual y el dinero guardado en una cuenta del crédito otorgado.

 

Existen más excusas para adquirir un préstamo cuyo fin no es tan recomendable y por esta razón termina pagando más de lo debido en los mejores casos o llegan a pagar algo que no han gastado o invertido. Por eso es mejor tener mucho cuidado del porqué de un crédito personal para no lamentarnos en un futuro.