6 reglas de maquillaje para climas cálidos

¿Tienes la impresión de que en verano tu maquillaje pesa y gotea de tu rostro? En los días calurosos,  solo se necesitan unos minutos al aire libre para que tu rostro brille. Por ello, en esta ocasión, compartimos contigo 6 reglas confiables que te ayudarán a obtener un maquillaje de verano duradero durante todo el día.

El clima cálido y soleado, aunque emocionante durante las vacaciones, puede ser una pesadilla a diario. Las altas temperaturas repercuten en el funcionamiento de nuestro organismo. Por eso no debería sorprendernos que nuestro rostro también reaccione. En verano, la piel comienza a sudar mucho más rápido, se ilumina y en unos momentos puede estropear el maquillaje que se prepara con esmero por la mañana. Afortunadamente, ¡esto se puede prevenir! Echa un vistazo a nuestros consejos:

Crema gel ligera

En climas cálidos, vale la pena usar una prebase que preparará mejor la piel para un día largo. Las bases de silicona tradicionales que buscamos con ansias en las salidas nocturnas no serán una buena opción, porque a altas temperaturas la piel puede ahogarse y producir más sebo. Definitivamente es mejor buscar una crema ligera con una consistencia de gel que humedezca la piel y la prepare para el maquillaje. Elija productos a base de agua y humectantes. ¿Por qué? Porque las cremas más espesas a base de aceites y mantecas harán que el maquillaje se escurra del rostro bajo la influencia de las altas temperaturas, ¡y las ligeras actuarán como un vaso de bebida refrescante!

Protector solar

Muchos de nosotros pasamos por alto este punto, afirmando que una capa adicional debajo del maquillaje tendrá un efecto negativo en el efecto final. Por ello, debemos elegir el producto que mejor se adapte a nuestro tipo de piel y que cumpla con nuestros requisitos. Algunas cremas de protección solar vienen en aerosol, lo cual es extremadamente conveniente cuando se desea mejorar el nivel de protección durante el día. Por la mañana, podemos usar una crema o podemos elegir un producto teñido que de inmediato igualará el color de nuestra piel.

Base transpirable

El producto clave a la hora de crear un maquillaje de verano es la elección de la base. Vale la pena encontrar un producto que respire, sea ligero y no cree efecto máscara. Así mismo, podemos buscar bases con una composición similar a la crema, porque de esta manera ambos cosméticos se mezclarán armoniosamente.

Rímel a prueba de agua

Los ojos de panda son la verdadera pesadilla del verano. Todo lo que se necesita es un movimiento desafortunado de la mano o un parpadeo demasiado frecuente para que la piel alrededor de los ojos se vuelva negra. ¡Resolver este problema es extremadamente fácil! Basta con utilizar una máscara de pestañas impermeable en verano, que sea resistente al sudor o la humedad.

Elige productos en barra

En verano, es mejor evitar capas adicionales de maquillaje, lo que significa que usamos sombras de ojos, rubores y bronceadores con mucha menos frecuencia. Si deseas enfatizar el ojo, usa barras multifuncionales y sombras de ojos en crema. Puedes usarlos en el párpado del ojo, mejillas y labios. Al usar la fórmula cremosa, obtendrás un efecto de luz que durará más que los productos en polvo populares en los meses más fríos.

Polvo fijador

El polvo es la última etapa del maquillaje, cuya tarea es fusionar y terminar el trabajo que hemos creado. Un polvo bien elegido es capaz de fijar y extender la frescura de todas las capas de maquillaje, por eso es tan importante recordarlo en los días calurosos.

Vale la pena buscar productos livianos con un acabado transparente, para no agregar capas pesadas adicionales del cosmético a la cara. Una fórmula basada en minerales naturales funcionará mejor. Los polvos minerales son amigables con la piel, no comadogénicos y tienen propiedades curativas.

El óxido de zinc que contienen previene el crecimiento de bacterias que causan el acné y regula la secreción de sebo.