REFINANCIACION DE LOS PRÉSTAMOS PERSONALES

Los préstamos personales rápidos se obtienen después de una serie de trámites obligatorios que incluyen la constatación de datos aportados, verificación de su condición de cumplimiento de compromisos anteriores, avales que se comprometan a cumplir en caso de no poder hacerlo el titular del préstamo, presentación de títulos y libre deuda de las propiedades inmuebles presentadas como garantías hipotecarias -en los casos específicos-, la fijación de las cantidad de cuotas, montos de las mismas y se abona el crédito al mes siguiente de obtenido o si se cuenta con periodos de gracia.

A pesar de todos los datos y previsiones suele haber -en algunos casos- situaciones imponderables que complican la situación de poder cumplir con los compromisos adquiridos del pago puntual de las cuotas del préstamo. Estos casos se pueden deber a situaciones particulares y en otros casos las situaciones generales del país que revolucionan todos los sistemas financieros y de ingresos. En estos casos queda una opción que es la de refinanciar la deuda acomodando los compromisos adquiridos en otros tiempos a una nueva realidad.

Las refinanciaciones son una forma de nuevo crédito con otras condiciones y más adaptado a las nuevas condiciones económica del tomador del préstamo. Refinanciar la deuda obliga a actuar como si fuera un nuevo crédito con la firma de los avales o garantes de ese nuevo compromiso de pago.

Siempre es mejor refinanciar una deuda que llegar a la cesación de pagos y verse expuesto a mayores complicaciones, o a la perdida de los bienes puestos en garantía.

préstamos personales para consumo

Muchas veces la adquisición de un producto o un bien mueble requiere de la obtención de un préstamo personal rápido directo para cubrir el costo de lo pretendido. Muchas fábricas o comercio carecen de los planes de créditos para la adquisición de lo que fabrican o comercializan y es en ese caso donde el cliente recurre a los préstamos que ofrecen las entidades bancarias, cooperativas o entidades financieras que se dedican al otorgamiento de préstamos personales de forma rápida.

La necesidad de contar con un producto o artefacto de forma inmediata, y la imposibilidad de contar con la totalidad del monto de dinero para realizar la compra directa orienta al cliente a la obtención de un crédito para cubrir ese faltante de efectivo y poder realizar la compra.

Hay casos de productos que tienen posibilidad de compra a crédito, pero las tasas de interés o las condiciones para poder realizar la compra son tan complejas que el cliente prefiere recurrir a las entidades bancarias o las financieras para solicitar un crédito personal rápido y adquirir el producto de forma directa al comercio con el dinero del préstamo personal rápido gestionado.

Los préstamos personales rápidos agilizan las formas de compra de los bienes o productos de distinto orden y dan la posibilidad de contar de forma inmediata con lo anhelado y pagarlo en cuotas que se pueden extender por meses o años de acuerdo al los montos y a los planes de pagos elegidos.

Estos créditos personales rápidos denominados para consumo son los más solicitados en la actualidad.

last will signature

Cada entidad otorgante de préstamos personales rápidos tiene sus condiciones para la aprobación de la solicitud del crédito. Las entidades que tienen clientes habituales y que conocen el cumplimiento y la capacidad de pago del mismo suelen otorgar el préstamo de forma inmediata y con tasas de interés más bajas que a otros solicitantes.

Las garantías solicitadas pueden variar de acuerdo al solicitante y a su condición en el registro de cumplimiento de pagos que brindan las entidades privadas y las oficiales. Los registros positivos actualizados que brindan informes son fundamentales para agilizar la obtención del préstamo solicitado y en el caso de figurar como moroso o incumplidor de compromisos financieros esos informes dificultarán la obtención del crédito y obligaran al solicitante a brindar mayores garantías.

Los requisitos de las garantías solicitadas pueden ser por medio de avales de terceros, de presentación de títulos de propiedades inmuebles o de títulos de automotores que en caso de ser afectados al préstamo se convierten en préstamos hipotecarios –en caso de las viviendas particulares- o prendarios -en el caso de los automotores o vehículos-.

Las garantías sobre los préstamos personales tienen distintos parámetros de acuerdo a la entidad otorgante y al historial del cliente solicitante. Las garantías también tienen distintos alcances de acuerdo a los montos de dineros solicitados y a los plazos de pago de devolución de los importes.

Las garantías denominadas “a sola firma” sin avales de terceros las suelen otorgar las entidades a los clientes con historial impoluto en cuanto a cumplimientos de pagos de otros créditos o de tasas o impuestos de distintos orden abonados al día de vencimiento o de forma anticipada.