A continuación les presentamos algunos negocios que muy posiblemente serán los negocios con un buen futuro, es decir, negocios que tendrán una muy buena rentabilidad en un futuro próximo y una gran probabilidad de éxito y supervivencia en el mercado futuro, teniendo en cuenta las tendencias que se están produciendo actualmente.

 

 

Negocios relacionados con la salud

Cada vez vivimos más y somos también más conscientes que un cuerpo con más años requiere mayores cuidados. Es por ello que la salud es un mercado en auge. La gente cada vez se cuida más , las personas quieren sentirse bien y mantenerse saludables.

De ahí que otro de los negocios del futuro sean aquellos relacionados con la salud, no sólo en lo relacionado con las enfermedades, sino también aquellos que permitan a las personas sentirse bien y mantenerse saludables. Como por ejemplo los gimnasios, Spas, casas rurales con actividades lúdicas, etc.

Negocios en Internet

Los negocios en Internet ya son rentables hoy en día, pero lo más probable es que también lo sigan siendo durante muchos años más. Todas las grandes empresas de moda están comenzando a abrir sus tiendas en internet y cada vez la gente es menos temerosa de pagar con su tarjeta de crédito compras online. Así que cualquier negocio que tenga que ver con internet tiene un futuro prometedor, como por ejemplo todos aquellos que tengan que ver con el marketing online, el diseño web y la creación de tiendas online.

 

El negocio de los smartphones o teléfonos móviles inteligentes

Los smartphones han llegado para quedarse. Son los teléfonos móviles quemás rápido han penetrado en el mercado y hoy día casi el 80% de los nuevos terminales que se venden tienen conexión a internet. Además la gente los usa no solo para hablar y comunicarse sino que sirven para otras muchas tareas como ocio, navegación online, consulta de estados bancarios, etc. El negocio del desarrollo de aplicaciones para Iphone y Android sin duda es un negocio con futuro.

 

Energías renovables

El petroleo es un bien escaso, caro, finito y contaminante. Es urgente una renovación y el cambio es inevitable. Al petroleo le quedan pocos años de esplendor y sin duda las energías renovables son el relevo más adecuado. Los sistemas de calefacción por energía solar por ejemplo pueden convertirse en un gran negocio en un futuro muy cercano.