last will signature

Cada entidad otorgante de préstamos personales rápidos tiene sus condiciones para la aprobación de la solicitud del crédito. Las entidades que tienen clientes habituales y que conocen el cumplimiento y la capacidad de pago del mismo suelen otorgar el préstamo de forma inmediata y con tasas de interés más bajas que a otros solicitantes.

Las garantías solicitadas pueden variar de acuerdo al solicitante y a su condición en el registro de cumplimiento de pagos que brindan las entidades privadas y las oficiales. Los registros positivos actualizados que brindan informes son fundamentales para agilizar la obtención del préstamo solicitado y en el caso de figurar como moroso o incumplidor de compromisos financieros esos informes dificultarán la obtención del crédito y obligaran al solicitante a brindar mayores garantías.

Los requisitos de las garantías solicitadas pueden ser por medio de avales de terceros, de presentación de títulos de propiedades inmuebles o de títulos de automotores que en caso de ser afectados al préstamo se convierten en préstamos hipotecarios –en caso de las viviendas particulares- o prendarios -en el caso de los automotores o vehículos-.

Las garantías sobre los préstamos personales tienen distintos parámetros de acuerdo a la entidad otorgante y al historial del cliente solicitante. Las garantías también tienen distintos alcances de acuerdo a los montos de dineros solicitados y a los plazos de pago de devolución de los importes.

Las garantías denominadas “a sola firma” sin avales de terceros las suelen otorgar las entidades a los clientes con historial impoluto en cuanto a cumplimientos de pagos de otros créditos o de tasas o impuestos de distintos orden abonados al día de vencimiento o de forma anticipada.

Protect Your House

El otorgamiento de un préstamo personal rápido con garantía hipotecaria es uno de los que menos requisitos tienen y los que se obtiene de forma inmediata. Las presentaciones de los títulos de propiedad con el informe del registro de la propiedad que comunica que el bien inmueble presentado como garantía no está gravado o inhibido junto al informe denominado libre deuda de impuestos y tasas pagas al día son suficientes para la obtención del préstamo.

Cuando se realiza la operación crediticia queda anotada en el registro de la propiedad inmueble que ese bien esta “hipotecado” , quien es el otorgante del crédito y porque monto se ofrece el bien en garantía. De acuerdo a los montos de la operación de préstamo se pueden poner como garantía uno o varios inmuebles. En el caso de que la propiedad ofrecida como garantía tenga varios titulares en el otorgamiento del préstamo tiene que firmar todos los integrantes que figuren como propietarios para que la garantía sea válida.

Cuando se cancele la totalidad del crédito otorgado la entidad prestamista emitirá un certificado para que la propiedad, o las propiedades afectadas como garantía hipotecaria queden liberadas y figure la cancelación de la deuda en el registro de la propiedad inmueble.

En casos especiales donde la cancelación del préstamo no se hace efectivo y no se realicen refinanciaciones se puede llegar a la inhibición del bien puesto como garantía e inclusive llegar a remate para cobrar los dineros del crédito, los intereses y los punitorios que puedan ocasionar la falta de pago.

Close-up of two businessmen’s handshake

Las entidades bancarias o financieras que suelen otorgar préstamos personales rápidos luego de cumplir con los requisitos establecidos de garantías y avales correspondientes. Las entidades tienen un protocolo con puntos de reglamento a cumplir para la obtención del crédito de dinero solicitado. Los préstamos tienen distintas características de garantías, hay créditos otorgados a “sola firma”–Son los que se les brindan a los clientes que cumplen puntualmente con sus obligaciones y tienen años operando con la entidad bancaria o crediticia-. Los créditos denominados “hipotecarios” que son los que se otorgan contra la presentación de títulos originales de una o varias propiedades a nombre del titular y que no tengan embargos o imposibilidades para salir de garantía del préstamo, y los que se obtienen mediante la presentación de avalistas que garanticen el cobro de las cuotas en caso que el titular del beneficio crediticio no pueda cumplir con los pagos.

Las garantías mediante “avales” pueden ser de uno o varias personas que cuenten con bienes que respalden la operación del préstamo personal otorgado al titular. Los avalistas tienen que ser personas que no tengan inhibiciones y que no estén mencionados como morosos o incumplidores en los registros que califican el cumplimiento de obligaciones.

Los que se presenten como avales del préstamo tiene que ser personas solventes y con propiedades a su nombre o que cuenten con un trabajo estable y un sueldo que pueda responder a las cuotas del préstamo otorgado. Hay casos donde se retiene o embarga el sueldo de los avalistas para poder cubrir las cuotas del los créditos impagos por el titular.