Descripción del negocio: se tratará de un portal web dirigido al público en castellano con la finalidad de ofrecer principalmente ofertas de empleo, aunque también se podrán encontrar becas, licitaciones, subvenciones, negocios nuevos en la zona y dos secciones de consulta jurídica y psicológica, entre otras cosas.

La crisis mundial ha afectado a todos los países de habla hispana destruyendo miles de puestos de trabajo traduciéndose en millones de personas en paro. Esto conlleva a una amplia demanda dentro del sector, naciendo esta plataforma como una necesidad en las diferentes regiones para quienes desean cambiar de empleo o conseguir uno.

De qué se trata el producto: se necesitará de la creación de un portal de empleo en donde los usuarios puedan registrarse, y las empresas de igual manera para que puedan insertar sus ofertas, tal como los demás portales de este estilo.

Factor de diferenciación: existen bastantes portales de empleo como Infojobs, Infoempleo, Laboris y otros más conocidos por todo el mundo y que llevan bastante tiempo dentro del mercado. Provenientes de España, estos portales son de explotación local y, por más que hayan ampliado sus funcionalidades con el paso del tiempo, la gran mayoría se basa en solamente ofrecer propuestas de empleo.

Los puntos a destacar de este negocio tendrán que ser:

*No tener gastos en infraestructuras.

*Servicio gratuito tanto para los usuarios particulares como para las empresas (en sus comienzos).

*Servicios añadidos que no ofrecen otros portales de empleo.

*Cercanía de la web para con el usuario, un factor que la mayoría de los portales olvidan y que, de manera indirecta, genera beneficios.

*Toda la actividad de la empresa se realizará por medio de un sitio web, por lo cual no habrán gastos que puedan traerle deuda económica a la empresa.

Los recursos, tanto humanos como físicos, técnicos o financieros deberán ser los siguientes: desarrollo de una plataforma para usuarios particulares y empresas en donde tengan la posibilidad de insertar sus e inscribirse en ofertas, como sucede con los demás portales de empleo. Publicitar la web para lograr una difusión mayor, sufragar los gastos comerciales que llevará el contratar quien genere difusión por teléfono y transporte (por comisión). Gastos administrativos como teléfono, internet, etc.

El dinero aproximado que hay que tener para poder desarrollar este proyecto es de unos 13.000 euros.

Hoy en día pueden realizarse préstamos personales online con mucha facilidad y rapidez, solo con tener una conexión a Internet. Las entidades a las que podemos recurrir son diversas, al igual que las cantidades que podríamos solicitarles.

 

Todo depende de los productos que estas financieras están ofreciendo, va a depender nuestra decisión. Hay que tener en cuenta las comisiones, tasas de intereses, cuotas mensuales y otros productos amarrados a nuestro préstamo personal online.

 

Principalmente podemos recurrir a entidades de crédito, bancos y cajas de ahorros y sus filiales online permiten solicitar créditos. Para realizar este tipo de transacción es necesario identificarse con la documentación apropiada y la nómina domiciliada. A veces la nómina domiciliada no es necesaria pero las comisiones de los préstamos personales online son más caras, puede solicitarse también un aval dependiendo del monto solicitado.

 

Algunas financieras como Cofidis, Cetelem, Mediatis, Crediclick y Accordfin bancos como BBVA por medio de Uno-e, el Santander con Open Bank, Banesto, Bancopopular-e, ING Direct, Inversis, Self Trade Bank o Activo Bank de Banco Sabadell ellos ofrecen préstamos personales online.

Las ganancias de estas empresas de crédito son a menudo más altas, por otro lado la concesión es más ágil, anónima y práctica, muy acorde a las nuevas tendencias tecnológicas y estándares de calidad. Los bancos y cajas de ahorros a menudo requieren mayores garantías lo que compensan al otorgar el préstamo más accequible.

Los préstamos personales online a menudo ofrecen como máximo 30.000€ en efectivo, con un interés que va desde el 20% TAE para las empresas de crédito y hasta el 5 Y 6% para bancos y cajas de ahorros.

Internet es imprescindible en muchas áreas de la sociedad y los negocios no son la excepción, un ejemplo de estos son los préstamos personales online, que a diferencia de préstamos tradicionales, son mucho más rápidos y anónimos.

Al recurrir a estos servicios online encontraremos una gran cantidad de empresas financieras, las cuales ofrecen diversos préstamos personales online de diferentes montos e intereses. Debemos recordar que los bancos y cajas de ahorro, en general, otorgan el préstamo más accequible, sin embargo solicitan más garantías.

Por esta razón debemos de escoger con mucho cuidado un préstamo personal online, dependiendo nuestra economía familiar y si no tenemos otras deudas ya que esto empeoraría nuestras finanzas y podremos caer en mora y así aparecer en la lista negra de los que están en mora.

Cuando, hace algunos años, alguien se planteaba comenzar un programa de estudios, ya fuera una carrera universitaria o cualquier otro tipo de enseñanza superior, no había duda sobre la modalidad a elegir, ya que apenas había alternativas. Uno se desplazaba al centro de estudios elegido, ya fuera en su ciudad o en otra lo más cercana posible, y realizaba allí su matrícula. Estudiar de otra manera que no fuera presencial era directamente impensable.

Sin embargo, con el desarrollo de las nuevas tecnologías, las comunicaciones y, en definitiva, con la llegada del mundo globalizado, las oportunidades educativas se han incrementado exponencialmente. Hoy en día son muy numerosas las instituciones, de todo tipo, que ofrecen cursar sus programas a distancia. Vamos a intentar hacer un análisis de los pros y de los contras que puede tener esta opción con respecto a los estudios presenciales tradicionales.

En primer lugar, el motivo principal por el que una persona se plantearía un régimen no presencial, o incluso semi-presencial, de asistencia a cualquier programa educativo, sería el factor económico. La matriculación en instituciones que ofrecen la opción de estudiar desde casa suelen tener precios sensiblemente inferiores a las que exigen asistencia. Si bien esta diferencia oscila según el país del que se trate, encontramos, por ejemplo, que mientras el acceso a algunas universidades americanas tipo Yale o Harvard es prohibitivo para el bolsillo del estudiante medio, este puede, sin embargo, acceder a numerosos cursos gratuitos o de bajo coste a través de sus portales web.

Además del gasto que supone la matricula, para el caso de que sea necesario un desplazamiento hasta el centro donde se realizan los estudios presenciales, hay que incluir los costes de residencia o de transporte, lo que, en ocasiones, especialmente para estudiantes extranjeros que proceden de países con menor desarrollo económico, puede hacer materialmente imposible la inscripción en los cursos deseados.
Un segundo elemento de análisis es el factor tiempo. No es una noticia nueva que, cuando alguien acude a un centro educativo, la rigidez de los programas de estudios, los horarios y el propio emplazamiento físico del lugar condicionan de forma definitiva cómo el estudiante debe programar, no solo su manera de afrontar el curso, sino su vida misma, debiendo ajustar a su disponibilidad horaria sus relaciones sociales, familiares, actividades de ocio, etc.

En esta línea, la rapidez en la respuesta a consultas realizadas por los alumnos es otro elemento fundamental, no es lo mismo una respuesta cara a cara del profesor, con todos los matices que ello implica, que una larga espera para una contestación vía e-mail o los problemas técnicos que puede suponer una videoconferencia.

Si bien cierto tipo de orden, impuesto por el programa de estudios o las normativas de los centros de estudio, beneficia a algunos tipos de personas, uno de los elementos más valorado por otro tipo de alumnos es la libertad de organización que supone la educación a distancia. Tampoco hay que olvidar que, a veces, si alguien elige seguir las clases desde casa es, sencillamente, porque no pude estudiar lo que desea en su lugar de residencia.

El nivel de atención que prestan los responsables de los programas de estudio a sus alumnos puede ser el tercer factor que haga decidirse a una persona entre matricularse de forma presencial o a distancia, y es que, aunque el desarrollo tecnológico y las herramientas de comunicación, tales como las videoconferencias, los chats o las plataformas web, han facilitado mucho el seguimiento de los estudios a distancia, el contacto humano entre profesores y alumnos y el seguimiento tutorizado es, todavía, un elemento muy valorado por el estudiante, que cree en el contacto humano muy por encima de otros factores. En ocasiones, en atención a la disciplina que se desarrolle, establecer relaciones sociales con compañeros y profesores es algo esencial para posteriormente ejercer la profesión. No es lo mismo, por ejemplo, un diseñador gráfico que puede realizar su trabajo de forma prácticamente on-line, que otras profesiones que deben desarrollarse a pie de calle y con un contacto cercano con los clientes y con el resto de compañeros.

Varios son, como hemos visto, los aspectos que deberemos tener en cuenta a la hora de elegir una u otra vía a la hora de formarnos, y en esto las circunstancias personales son vitales: ¿Cuál es la tuya?