La profesión de abogado es una de las más duras del mundo. Lejos queda la imagen idealizada que a veces nos muestra el cine, en la que se suele presentar al abogado corporativo, triunfador y tremendamente rico. Nada más lejos de la verdad. La realidad diaria de la mayoría de los abogados dista mucho de este cliché cinematográfico, acercándose más a la imagen del típico abogado de oficio que tiene que luchar, con uñas y dientes, por conseguir y mantener sus propios clientes y llegar con beneficios a final de mes. Las normas de acceso a la profesión son, además, una auténtica carrera llena de trampas que acaba por destrozar los nervios a más de un alumno acostumbrado a superar barreras.

Cada país, por supuesto, establece sus normas de acceso a la abogacía, pero es prácticamente unánime, en casi todos los países de corte occidental, no permitir que los licenciados en Derecho ingresen directamente a la corporación que regula la profesión (Colegio de Abogados o similar). Y ahí es donde está el problema. Formarse como abogado dista tanto de la formación general como jurista recibida en la facultad que, algunos jóvenes, tienen que reiniciar sus estudios prácticamente desde cero. Para esto existen las Escuelas de Práctica Jurídica, que vienen a ser, más o menos, lo que era la figura de la antigua Pasantía, sólo que con algunas diferencias notables.

El antiguo pasante venía a ser equivalente a un aprendiz de un oficio como cualquier otro. Empezaba subiendo cafés y haciendo fotocopias, continuaba cogiendo pequeños casos de su maestro y acababa, con el paso de los años, por independizarse y abrir su propio despacho. Entre el primer día de trabajo y el primer sueldo a veces mediaban varios años, por supuesto sin ningún tipo de régimen de protección social.
Hoy en día, en países donde los derechos de los trabajadores todavía significan algo, la pasantía se ha regulado ampliamente y se ha equiparado a empleos con contratos de formación. Con esto se consigue, por una parte, sacar al abogado joven y novato de la precariedad, pero por otra, reducir mucho la bolsa de trabajo a la que pueden acceder los recién licenciados.

En este punto es cuando adquieren relevancia las escuelas de práctica jurídica, porque ofrecen al recién licenciado una oportunidad de encaminar su formación a la práctica real de la profesión aún cuando no es capaz de encontrar trabajo, habilitándole, además, en la mayoría de los casos, con un título equivalente a un postgrado y permitiéndole al acceso al turno de oficio, o lo que es lo mismo, haciendo posible que de sus primeros pasos profesionales de forma libre e independiente.

Las modalidades de prácticas que ofrecen estas escuelas son muy amplias, pero, generalmente, incluyen diversos módulos que introducen la práctica de los procedimientos jurisdiccionales más habituales que existen dentro de las diferentes ramas del derecho, ya sean civiles, penales, laborales o contencioso-administrativos. También trabajan mucho el aspecto oral de la profesión y la simulación de juicios, intentando incluir en estas prácticas todas las incidencias que pueden aparecer durante el ejercicio real de la profesión, ya sea en la actuación en sala, en negociaciones con las partes o en el trato con los clientes.

Es, por tanto, la inscripción en una Escuela de Práctica Jurídica, una opción perfectamente válida para el recién licenciado en Derecho que no ha sido capaz aún de encontrar una oportunidad laboral, que no se ve capacitado para llevar a la práctica sus conocimientos teóricos o que simplemente quiere empezar a volar por su cuenta. Con el añadido de que te permite colgar otro bonito título en la pared de tu despacho.

 

 

Un negocio en línea es como cualquier negocio en el mundo, hay que estar pendiente de él todo el tiempo posible hasta que con el tiempo comienza a caminar por sí solo. Con esto va un conocido refrán que dice a la vista del dueño la vaca engorda.

No hace falta conocimientos extraordinarios

Si usted quiere comenzar un negocio en línea, no tienen que ser un programador de alto nivel, es suficiente con saber lago de intente y comenzar a capacitarse para que su nuevo negocio pueda ser prospero.

Comience a segmentarse en el mercado

Un negocio en línea equivale a abrir una tienda en alguna ciudad del mundo, la diferencia es que si usted hace bien las cosas, pasara de un barrio pobre y silencioso, a las calles de Manhattan. Segmentar su negocio tomara algún tiempo, y de hecho cometerá muchos errores, pero es en este proceso para que usted pueda aprender y tomar experiencia que luego le servirán camino al éxito.

El tráfico lo es todo

Como ya lo mencionábamos todo la prosperidad de su negocio depende del tráfico que este pueda generar, el éxito en línea solo se mide con la cantidad de visitas que tienes en un determinado periodo de tiempo, así que tu mayor prioridad debe ser lograr el mayor tráfico como sea posible.

Mejores su contenido y su servicio

El contenido en su sitio es un eje importante para atraer tráfico, así que nutra de él a su sitio web constantemente, solo así lograra aumentar el nivel de visitas. El servicio que brinda debe ser de calidad, así si alguien se suscribe o quiere contactarse con usted para resolver alguna duda, este siempre disponible a responder rápida y amablemente, creando un ambiente de confianza en sus potenciales clientes.

Planes y proyecciones

Usted debe esmerarse y hacer proyecciones a futuro con metas a cumplir en determinados periodos de tiempo que usted mismo se los impondrá, para esto debe elaborar planes de trabajo bien estructurado buscando sistemas nuevos cada día, para la evolución constante de su sitio, con esto vera que el éxito le sonríe muy pronto.

Focalprice es una pagina donde puedes comprar por internet diversos productos chinos, esta pagina para comprar chinerias es confiable y el costo de envío es gratis, aunque también ofrece envíos por paqueteria a diversos costos, dependiendo de donde los vayas a recibir.

Puedes registrarte completamente gratis y comprar cualquier cosa, recomiendo hacerlo mediante paypal ya que es más seguro y no das ningún dato de tu tarjeta de crédito o débito. En sus categorias podemos encontrar y comprar barato por internet diversas cosas, desde relojes, juguetes, ropa, moviles, tabletas, laptops, etc.

Sin duda una gran opción.

Enlace: focalprice.com