Kitsch es un gesto decorativo muy popular y de gusto chocante, el término se refiere a lo producido en masa con fines ornamentales. Los anaqueles de las abuelas suelen estar repletos de ejemplos, desde la servilleta bordada de los quince años de la nieta, hasta los angelitos de migajón. Todo ello permanece en las costumbres mexicanas y es ejemplo fiel de lo que se puede denominar kitsch mexicano.

El origen de esta palabra es incierto pero se acepta generalmente que proviene del arte que se realizaba en Münich entre los años de 1860 y 1870. Hoy en día muchas cosas, conceptos y objetos pueden ser de estilo kitsh. Es muy común oír a las nuevas generaciones mencionar la palabra para dar una opinión sobre obras de arte, películas e incluso la moda.

Sobre el arte y diseño kitsch también existen referencias literarias; Marcel Proust describe el departamento de Odette de Crécy decorado con baratijas chinas de pasta, bruñidas de falso oro, su mundo es tan ridículo y cursi como sus objetos.

Se han escrito varios estudios como El kitsch español, de Antonio Sánchez Casado, que hace una lectura compleja de este fenómeno en la península y México Kitsch de Paola González, que resalta la presencia de esa “estética” en el país taquero.

En México, durante siglos se ha tenido por costumbre dejar registro de cualquier evento; de un bautizo un zapatito, de una boda cestas de flores, de una graduación ceniceros, de un deceso rosarios, casa nueva patitos en repisa. No falta el miembro de la familia que colecciona llaveros o botellas.

La característica principal de estos objetos kitsch es que son producidos por empresas, algunos objetos muy conocidos son los payasos llorones, jarros y metates de barro, perritos rosas de porcelana, un chocolate gigante con un moño violeta.

Aunque el término kitsch se entiende generalmente como algo de mal gusto y lleno de ignorancia, solemos encontrarlo en todas partes, incluso en las esferas elevadas del arte y la decoración.

Por ello y por su peculiaridad es un excelente punto de partida para diseñadores, decoradores y artistas, cuya labor podría ser dotar de sentido crítico esta expresión popular.

Muchas veces las necesidades nos aquejan y ya no sabemos qué hacer, da dolor de cabeza pensar en dinero, y como todo cambia ya ni siquiera nuestros amigos confían en nosotros, mejor dicho estamos solos en un mundo difícil.

Así lo más curioso es que la sociedad se encuentra en quiebra pero es muy raro ver como las entidades financieras también, por el motivo este es entonces que surge de unos grandes creadores los prestamos urgentes, sin demoras ni papeleos y lo más fácil sin requerir la presencia de la persona, todo realizándolo a la manera de hoy en día, tele comunicándonos. Así este gran problema se ve un poco aliviado y se ve de alguna manera solucionado y todavía más curioso sin ayuda de las grandes elites sino, que aparece el capital privado de personas particulares. Tan solo como un aporte al texto se dice que una característica única del dinero es que tan pronto llega, en ese mismo instante se va, algo irónico pero muy cierto.

Aquí en este medio hostil aparecen entidades como Creditorapid y Bigbank, donde el primero se tramitan créditos de bajo valor teniendo un tope máximo de 500 Euros y la segunda entidad ya presentándonos capitales que ya alcanzan un tope máximo hasta de 10.000 Euros, donde presentan facilidad de pago a la hora de la devolución porque Creditorapid nos da hasta un plazo de 15 días y Bigbank hasta un plazo máximo de 6 meses. Lo cual parece muy cómodo.

Entonces ya lo sabe no hay excusa para seguir con sus saldos en rojo solicite un crédito, aprovéchelo al máximo y cambie ese color rojo que en nuestra cuentas supone malestar, y renueve sus bolsillo sellando el rotico que muchas veces se presenta por la escasez de dinero.

Si hace poco que has entrado en el mundo de las webs y los blogs seguro que has oído la nueva profesión de consultor SEO, profesión que hasta hace unos años era totalmente desconocida en este mundo y que en los últimos años está creciendo de forma exponencial en nuestro país.

Hoy en día los negocios se mueven gracias a Internet, y aunque suena mal decirlo, gracias a Google y su buscador. Si tu negocio aparece muy abajo en las búsquedas de Google, no será visible para la gente, por lo que no recibirá visitas y no conseguirás que tu página web se vea, ya sea para publicitarte o para vender tus productos o servicios.

En los últimos años, la empresa Google ha elaborado una buena recopilación de recursos para optimizar el posicionamiento y la analítica web. Entre las más importantes podemos destacar:

  • Google Analitycs: Sirve para ver las estadísticas de tus webs.
  • Google Web Master Tools: Herramientas imprescindibles para cualquier dueño de una página web.
  • Google Adwords: Plataforma de pago para aparecer en los anuncios destacados de las búsquedas y anuncios de otras webs.
  • Google Adsense: Plataforma para cobrar por poner anuncios en tus páginas webs.

¿Dónde nace el oficio de consultor SEO?

Podríamos nombrar un montón de herramientas gratuitas que ha sacado Google para mejorar el posicionamiento de tu web. Pero este “mundillo“, apto sólo para unos cuantos cambia día a día por culpa de los cambios del algoritmo secreto de búsquedas de Google y es aquí donde surge la necesidad de una persona experta en la materia capaz de adaptarse a los continuos cambios que se realizan para beneficiar, y sobre todo no perjudicar al posicionamiento de las webs de sus clientes y conseguir que tu web sea visible en los buscadores (Google, Yahoo, Yandex….).

Hoy en día es fácil encontrar un consultor seo en Madrid, Barcelona o cualquiera de las ciudades de España. Pero lo bueno que tiene el mundo de Internet es que aunque seas de México DF, puedes contratar de manera online una agencia SEO en Madrid por ejemplo sin que la distancia sea ninguna dificultad. El único requisito que se ha de seguir es que el consultor SEO o la agencia SEO que contrates tenga buenas referencias ya que hay mucho “pirata” dentro de este mundillo que ha visto dinero.